Oncoavanze

El Catéter Central de Inserción Periférica (PICC) se recomienda como sistema de acceso venoso en los pacientes con tratamiento oncológico

El Catéter Central de Inserción Periférica (PICC) se recomienda como sistema de acceso venoso en los pacientes con tratamiento oncológico

El Catéter Central de Inserción Periférica (PICC) es una técnica relativamente nueva, sin embargo, su uso se está extendiendo tanto en la sanidad pública como privada debido a los beneficios que aporta para la salud del paciente. Es un procedimiento desconocido para muchas personas, pero es muy usado en pacientes con tratamientos oncológicos, por lo que queremos exponer aquí las características, procedimientos y ventajas del PICC.

¿Qué es el Catéter Central de Inserción Periférica (PICC)?

Es un dispositivo intravenoso central de acceso periférico. A través de una vena de la extremidad superior del paciente se inserta una sonda y se canaliza hasta la vena cava superior, antes del corazón.

El PICC se utiliza para administrar grandes volúmenes de sustancias hiperosmolares como fármacos irritantes, drogas vasoactivas, antibióticos durante tiempo prolongado, quimioterapia, nutrición parenteral…. Igualmente, también se usa para la medición de la PVC (Presión Venosa Central).

¿Cómo es el procedimiento de implantación y extracción del catéter?

La colocación de este catéter la realiza el personal de enfermería experto y entrenado específicamente en este tipo de terapias intravenosas. El procedimiento de inserción se realiza siempre mediante una técnica totalmente estéril y no requiere poner puntos de sutura ni realizar radiografías. Para ello, se emplea la técnica ecográfica y de micropunción lo que permite prevenir infecciones y otras complicaciones.

El PICC permanecerá insertado en el brazo del paciente hasta que no haya necesidad de administrar más tratamientos por vía venosa, y será retirado por los enfermeros mediante un procedimiento instantáneo simple y sin dolor.

El fundamento de la colocación del PICC está determinado por su durabilidad. Los PICC actuales están concebidos para funcionar hasta 12 meses (según recomendación de la Organización Mundial de la Salud), evitando continuas canalizaciones de vía periférica. Es por ello que los cuidados de enfermería que precisan se enfocan en mantener el catéter en pleno rendimiento durante este tiempo.

Principales ventajas

El objetivo fundamental del Catéter Central de Inserción Periférica es preservar el capital venoso del paciente, sobre todo cuando a éste se le va a someter a un tratamiento que puede deteriorar de forma irreversible el sistema vascular.

Tratamientos como la quimioterapia, la nutrición parenteral total y algunos antibióticos son causantes directos de irritación de la capa íntima de la vena, provocando, en ocasiones, flebitis, induraciones y, a veces, graves daños tisulares derivados de la extravasación medicamentosa. Las características especiales de estas terapias hacen que sea imprescindible que la administración de esta medicación agresiva desemboque en una vena con calibre y caudal suficiente para que minimice el riesgo de daño. La vena cava es la que posee estas cualidades, puesto que el torrente sanguíneo que discurre en ella arrastra y diluye rápidamente las sustancias.

Por otra parte, los PICC ofrecen la posibilidad de realizar extracciones sanguíneas con seguridad, al no necesitar ningún material punzante. Esto a su vez proporciona mayor comodidad a los pacientes con mal acceso venoso.

Asimismo, este tipo de catéter es el que menos patogenia infecciosa provoca, con un riesgo de producción bacteriana menor al 0,2%. El estudio nosocomial acerca del uso de estos catéteres, da una baja tasa de infecciones. Esto es un aspecto relevante y un avance significativo, puesto que la infección relacionada con catéteres (I.R.C.) es una patología que aumenta la estancia media de los pacientes en los hospitales de 12 a 14 días. Además, según algunos estudios, esta patología asociada a la que ya padece el paciente, puede desembocar en la muerte en un alto porcentaje. En este caso, con el PICC se reduce el riesgo.

Indicaciones para el uso del Cáteter Central de Acceso Periférico

Además de lo indicado, las principales aplicaciones de este sistema se presentan en aquellos pacientes que presenten alguna de estas circunstancias de salud o tratamientos.

  • Terapia intravenosa de más de 6 días de duración
  • Monitorización hemodinámica (Medición PVC)
  • Quimioterapia
  • Procedimientos radiológicos y terapéuticos
  • Repetida toma de muestras o analíticas sanguíneas
  • Transfusiones sanguíneas
  • Antibióticos intravenosos
  • Acceso vascular a corto, medio y largo plazo
  • Pacientes que tengan factores que contraindiquen el uso de otra vía central
  • Inyecciones de contraste (TAC, RMN, PET-TAC)
  • Alimentación intravenosa (nutricion parenteral).

Contraindicaciones

  • Paciente en uso de estupefacientes
  • Antecedentes de trombosis
  • Deterioro circulatorio, cirugías o traumas previos como derrame cerebral
  • Presencia de Catéter Venoso Central (CVC) o de marcapasos
  • Tratamientos en los que se prevea una duración superior al año

Conclusión

El Catéter Central de Inserción Periférica (PICC) constituye una opción más dentro del abanico de los accesos venosos, indicado principalmente para preservar la integridad venosa del paciente, al evitar punciones para extracciones de sangre o canalizaciones de vías periféricas o centrales, ya que todo se realizaría a través de dicho dispositivo.

En definitiva, el uso del catéter PICC resulta menos invasivo que otros catéteres centrales, aumentando la seguridad para el paciente. Son más fáciles de insertar y contemplan un número más reducido de complicaciones en relación con otros sistemas.

Bibliografía

Autor: Equipo de Enfermería de Oncoavanze

Oncoavanze

Somos un centro especializado en el tratamiento del cáncer liderado por el Dr. Pedro Valero. Su objetivo es ofrecer una atención global e integral al paciente oncológico, a la vez de dar soporte a sus necesidades humanas.

Contacta
  1. Calle Presidente Cárdenas, 8
  2. 41013 Sevilla
  3. Teléfono:
    • 954 231 459 (Lunes a Viernes)
    • 611 088 674 (Lunes a Jueves)
  4. Email: info@oncoavanze.es