Oncoavanze

Cáncer de ovario, una patología difícil de prevenir

Cáncer de ovario, una patología difícil de prevenir

El cáncer de ovario es el sexto cáncer más frecuente entre las mujeres, representando entre el 4 y el 5% de los tumores femeninos. La incidencia de cáncer de ovario en España se puede considerar alta, de 9,9 nuevos casos por cada 100.000 habitantes al año.

Actualmente se distinguen 2 tipos principales de cáncer de ovario:

  • Epitelial que ocurre en el 95% de los casos y se presenta a partir de los 45 años
  • Germinal que ocurre en el 5% y afecta principalmente a adolescentes y mujeres jóvenes y es altamente curable

La causa exacta de los tumores de ovario es aún desconocida, sin embargo, existen diversas teorías, como su relación con la ovulación incesante con los fenómenos de cicatrización consiguientes en la superficie del ovario. También se ha admitido la posible relación con procesos inflamatorios crónicos o determinado ambiente hormonal, como por ejemplo los andrógenos en el ovario poliquístico o la elevación de las gonadotropinas en la menopausia.

¿Se puede prevenir el cáncer de ovario?

El cáncer de ovario es una enfermedad difícil de prevenir. Aparece habitualmente después de la menopausia, aunque puede surgir en mujeres jóvenes con antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario como consecuencia de una mutación en el gen BRCA y genes asociados. Cuando se conoce esta predisposición genética, se puede prevenir la enfermedad extirpando ambos ovarios y trompas una vez que hayan completado su deseo genésico, a partir de los 40-45 años.

En todos los casos, para una posible prevención del cáncer de ovario es necesario la realización de exámenes y revisiones ginecológicas periódicas. Acudir al médico especialista resulta clave para detectar posibles anomalías que puedan derivar en cáncer.

Factores de riesgo del cáncer de ovario

Igualmente, existen evidencias de que las mujeres podrían disminuir ligeramente su riesgo de cáncer de ovario teniendo en cuenta algunos factores:

  • mantener un peso adecuado
  • evitar el tratamiento hormonal sustitutivo después de la menopausia
  • llevar un estilo de vida saludable, con una alimentación baja en azucares de absorción rápida (dulces, chocolates con azúcar, helados, repostería industrial, etc), baja en fibra, grasas saturadas de origen animal y exceso de fritos
  • Evitar el sedentarismo, el consumo excesivo de alcohol y el tabaco

Una enfermedad sin síntomas claros

Los síntomas que presenta la enfermedad suelen ser confundidos con los de otras enfermedades menos graves, tales como la hinchazón abdominal, frecuente necesidad de orinar, estreñimiento o diarrea, sensación de plenitud continua o falta de apetito.

Esta circunstancia, unido a que no existen pruebas de detección temprana y que el tumor se desarrolla en una zona del cuerpo donde puede crecer sin producir síntomas hasta alcanzar un volumen grande, provoca que los retrasos en el diagnóstico sean comunes en este tipo de cáncer. Así, la mayoría de las pacientes son diagnosticadas cuando el tumor se encuentra en estadio avanzado, dificultando el tratamiento y empeorando el pronóstico.

La tasa de probabilidad de sobrevivir a los cinco años del diagnóstico es de un 45% de los casos cuando el tumor está en estadio avanzado. Sin embargo, cuando se diagnostica en un estadio temprano (el tumor se encuentra localizado), aproximadamente el 94% de las pacientes viven más de 5 años después del diagnóstico.

Tratamiento del cáncer de ovario

El tratamiento habitual del cáncer de ovario combina cirugía y quimioterapia, sin embargo, recientemente se han incorporado nuevas opciones, como las terapias dirigidas o biológicas. La regla de oro en el tratamiento del cáncer de ovario es la extirpación (exéresis) completa de la enfermedad visible, o al menos la posibilidad de dejar como máximo una enfermedad residual menor de 1 cm. Este abordaje ha demostrado, junto a una quimioterapia eficaz, que mejora significativamente la curabilidad de las pacientes que sufren esta enfermedad.

 

Resumiendo, el cáncer de ovario es una enfermedad que no se puede prevenir, excepto en aquellas ocasiones donde exista la mutación BRCA. Por lo tanto, es importante estar en alerta, conocer cuáles son los factores de riesgo y consultar regularmente al ginecólogo. HAY QUE EVITAR EL DIAGNOSTICO TARDIO.

 

Autor: Dra. Ester Brehcist Otaolaurruchi, especialista en Oncología Médica.

Oncoavanze

Somos un centro especializado en el tratamiento del cáncer liderado por el Dr. Pedro Valero. Su objetivo es ofrecer una atención global e integral al paciente oncológico, a la vez de dar soporte a sus necesidades humanas.

Contacta
  1. Calle Presidente Cárdenas, 8
  2. 41013 Sevilla
  3. Teléfono:
    • 954 231 459 (Lunes a Viernes)
    • 611 088 674 (Lunes a Jueves)
  4. Email: info@oncoavanze.es